¿Qué podemos aprender los escritores de la película Wonder Woman?

Sí. Lo acepto. Lloré como un niño viendo Wonder Woman. ¿Por qué carajo continuamos diciendo Wonder Woman cuando es Mujer Maravilla?

Es imposible, para alguien que adora el mundo de los superhéroes y que ha escrito un libro del género (por cierto, ¿a cuál género pertenecen las novelas de superhéroes?), pasar por alto los aspectos positivos y negativos de esta película, por lo que, como hicimos con la infame Escuadrón Suicida, analizaremos cómo puede ayudarnos la Princesa Diana en nuestro proceso creativo.


Como todos saben, Mujer Maravilla aparece en el momento más oportuno, tanto para DC Comics como para nosotros, que necesitábamos un aire fresco, por lo que se convierte en un referente tanto para productores como para escritores.

Advertencia: a partir de este momento habrá destripe de la película. Si no te la has visto, cuidado.

Identifica el evento desencadenante

Es importante que conozcamos y tengamos presente el evento desencadenante en las historias que estamos escribiendo o hemos escrito, de esa manera las acciones de nuestros personajes serán coherentes y lógicas.

¿Qué es el evento desencadenante? Tomando como ejemplo Mujer Maravilla, pensemos en la escena en que Diana es testigo de la caída de una avioneta en las aguas cercanas a la isla. Hasta ese momento, todo iba normal en la vida de nuestra Amazona y no le habíamos oído hablar de abandonar su hogar ni nada por el estilo.

Aquí todo ocurre como una bola de nieve y la directora nos aporta bastante información: Diana tiene su primer encuentro con un hombre, los nazis atacan la isla, su tía Antíope muere y la amenaza de Ares es una realidad.  

Este evento despierta en Diana la necesidad de marcharse para ir en busca del dios de la guerra.

He ahí el evento desencadenante. Es esa situación fuera de lo común que saca a nuestro personaje de la cotidianidad y que lo incita a actuar. En pocas palabras, es un problema que se debe resolver.

Reconocer el evento desencadenante puede ser la llave mágica de nuestra novela. ¿Cuál crees que es el evento desencadenante en Los Juegos del hambre? Sí, el momento en que Katniss se ofrece como voluntaria para reemplazar a su hermana.  ¿Ahora lo entiendes?

El evento desencadenante de Mujer Maravilla es sencillo y sin complicaciones. 

Consejo: ¿Ya le echaste una mirada a tu libro e identificaste tu evento desencadenante? ¿Es lógico? ¿Es bastante fuerte como para hacer mover a tu personaje? Si no tienes un evento desencadenante (aunque lo dudo), dale forma y adelante, sin miedo.


Crea un verdadero personaje femenino fuerte

Hace algún tiempo publiqué una entrada con veinte pruebas que podemos realizar en las historias para evaluar qué tan bien hemos creado a nuestras mujeres, y debo decir que Mujer Maravilla las cumple a cabalidad.

Sin embargo, algunos escritores han aprendido a evadir el ojo crítico de la policía y nos han vendido una falsa imagen de la mujer fuerte, a sabiendas de que muchos de nosotros ansiamos encontrar una representación positiva de esta minoría. 

Ya sea adrede o por ignorancia, crean supuestas chicas autosuficientes pateatraseros y después las convierten en damiselas necesitadas por un caballero que las salve una y otra vez, una y otra vez.

¿A quién te recuerda este último párrafo? Sí, a la desaprovechada Trinity de la película The Matrix. Incluso existe un concepto muy popular llamado el Síndrome Trinity.

Oh, una mujer fuerte. No, es Trinity
Hagamos un recorderis. Trinity parece una mujer bastante entrenada en combate cuerpo a cuerpo, independiente, fuerte e inteligente, pero su papel en la narración se diluye para que el flojo de Neo brille.

Esto no sucede en Mujer Maravilla. Jamás dudamos de la capacidad de Diana, y a pesar de que Steve (el espía) posee experiencia y es un tipo duro, en ningún momento su trama llega a opacarla o ella llega a necesitar de él para cumplir con su papel.

Consejo: mi querido escritor, si has creado a un personaje fuerte femenino, haz todo lo necesario para que así sea y no permitas que se convierta en un triste Trinity de Matrix, una Wildstyle de Lego: la película o una Elektra de Daredevil. No juegues con personajes simbólicos.

Escribe desde el punto de vista femenino

Sí, no me veas así, hombre de mostacho y sombrero. Nosotros los hombres también podemos hacerlo. Solo hay que dejar de ver el mundo como lo hacemos los hombres. ¿Difícil? Te pondré mi experiencia.

Cuando estaba escribiendo Héroes de cajón enfrenté situaciones en las que mi protagonista (mujer negra de veinte años ¡en primera persona!) presentó actitudes machistas en situaciones cotidianas. Fue necesario el consejo de amigas escritoras que me hicieron caer en cuenta del error. Gracias a ellas pude borrar todo aquello que transmitiera mis tabúes, misterios y errores sobre las mujeres.

Recuerdo, con vergüenza, que en una de las escenas, Betty (mi personaje principal) pasaba una tarde agradable con su distanciada madre. Como el tono de Héroes de cajón es cómico y satírico no vi problema en escribir algo así:

Me siento tan feliz como una quinceañera recién desvirgada

No me mires así. En ese momento lo creí gracioso y acorde a la personalidad desinhibida de Betty. Estoy seguro de que si varios amigos hombres lo leyeran no habrían visto nada malo y hubieran sonreído.

Afortunadamente, creí que compartir el párrafo con otros escritores crearía un buen momento. Cinco minutos después, una amiga me dijo que los sentimientos de una chica joven tras su primera relación sexual no serían solo de éxtasis. Podría haber culpa e incluso vacío. 

Tras releer el párrafo lo vi enfermizo y lo borré. No sé si fue exagerado pero creo que lo escribí desde el punto de vista del hombre. Aunque digan que no somos diferentes, lo somos.

Consejo: querido hombre, si quieres escribir desde el punto de vista femenino debes tener en cuenta lo siguiente:

1. No escribas presionado. Recuerda que la mujer es un ser humano como tú. Enfatiza en que sentimos igual y vivimos las mismas experiencias. Escribe.
2. Borra los estereotipos de género. No hay nada más dañino que plasmarlos en tu historia.
3. Pregunta a tu mamá, a tu novia, a tu hermana mientras avanzas. No tengas pena. ¿No sabes qué es la menstruación?
4. Si ya terminaste de escribir, busca a tus lectoras de sensibilidad. Ellas te harán caer en cuenta de tus fallas.

Y si no te sientes capaz de escribir desde el punto de vista femenino, no lo hagas. Existen muchas buenas escritoras que poseen historias fascinantes y que pueden escribir sobre mujeres. No necesitan que hombres inexpertos lleguemos a intentar darles una falsa representación en la literatura.

Pregunta si el director de Mujer Maravilla hubiese sido un hombre y no Patty Jenkins.

Nada de estereotipos, minorías ni machismo

Es triste aceptarlo pero ni Mujer Maravilla se salvó del empleo de estereotipos, del mal uso de las minorías y del machismo latente. 

En este tema me extenderé un poco, pues estoy en mi salsa.

Empezaré con los personajes negros 

Recuerdo que no estaba muy avanzada la película cuando apareció el primer estereotipo, una mujer negra que hacía las veces de cuidadora de Diana. ¿En serio? ¿Ni siquiera los dioses se salvan de tener una Mammy? Si no sabes a qué me refiero con un personaje Mammy, échale una mirada a esta entrada sobre estereotipos. A continuación vi a algunas Amazonas negras y supuse que la situación mejoraría.

Esta amazona se ve peligrosa.
 ¿Por qué ella no viaja en vez de Diana?
Craso error. Aparece una negra gigante y agresiva a la que golpean con una vara y no le sucede nada. Creo que se llama Artemis. Lo único cierto con este personaje unidimensional (cuya participación bien podría haberse omitido ya que no aporta nada) es que refuerza el estereotipo del negro "bruto", de la masculinización femenina, de la falta de feminidad de las mujeres negras y la creencia de que los negros no son delicados ni sienten dolor (esta última es una vieja creencia que apoyó y justificó la esclavitud en su momento). ¿Me equivoco?

Quizás digas que hay una mujer negra que es senadora en la isla. Sí, la mujer que tiene un supuesto puesto importante pero que está allí para nada. Incluso, su único diálogo es interrumpido por Diana. ¿En dónde habré visto este estereotipo del falso líder?.

Consejo: escritor, por quincuagésima ocasión, no negros simbólicos, no negros estereotipos. ¡Por favor! No cumplas con tu cuota de diversidad.

Cuando pedimos diversidad lo hacemos en serio. No entiendo por qué para los blancos diversidad significa simbolismo. Es decepcionante. Amigo escritor, si vas a incluir diversidad en tus historias, que sea cierta. Deja de burlarte de tus lectores.

Ahora vamos con las mujeres

Dicen que Mujer Maravilla es una película que resalta a la mujer como héroe, pero... ¿qué sucede con las otras mujeres que no son Diana comoseasuapellido? 

Veamos. Mientras estuvo en la isla cuyonombrenorecuerdo, hubo interacción obligada entre las mujeres y se puede decir que es el único momento de la película en el que se cumple el test de bechdel.  Luego aparece Steve y se convierte en el interés amoroso de Diana. Aquí termina la participación de las Amazonas, que por cierto, a pesar de vivir entrenando día y noche, casi no son capaces de acabar con diez pinches nazis.

No volvemos a saber de mujeres hasta que nos topamos con la secretaria del espía en Londrés (vaya, un espía con secretaria. ¿En dónde tendrá su oficina?), una mujer que solo aporta la frescura cómica a la película pero que no avanza nada más. En este punto los únicos diálogos directos entre ellas giran en torno a Steve.

La única mujer (después de todo no hay muuuucha representación femenina que digamos) que podría salvar la patria sería la villana, pero naaaa. No da. Es plana y sirve como arma del viejo ese que se droga para conseguir fuerza.

Consejo: querido escritor. No puede ser que tu historia, aunque gire en torno a una mujer, opaque o invisibilice a las demás. Es cierto que son secundarias, pero no significa que importen menos.

Continuemos con las demás minorías

Este aspecto de la entrada se resume en el equipo que Steve (extrañamente, todo gira alrededor de Steve) reúne para infiltrarse en las líneas de batalla durante la Primera Guerra Mundial.

Un indio, un escocés alcohólico y un nativo americano caricaturizados. ¿Están jugando conmigo?

Uno por uno...

El indio se llama Sameer, pero es apodado Sammy. Muy coloquial todo. El problema es que "Sammy" (no creo que los guionistas desconozcan este término) deriva de la palabra "Swami", que era un horrible insulto colonial usado por los británicos contra los indios en Sudáfrica.  Dice la historia que el mismo Ghandi fue llamado "Sammy" antes de ser lanzado desde un tren. También le dijeron "pequeño Sammy" cuando fue abordado por la policía en su primera protesta importante. Tenemos un estereotipo de nombre, del cual hablamos en la entrada sobre JK Rowling y el orientalismo. Días después de haberme visto la película aún me pregunto cuál fue la aportación de este personaje en la trama, además de simular ser el conductor usando el mismo turbante que usaba siempre y ser copero en la plaza del pueblo.

El segundo ayudante es aún más degradante. El nativo americano llamado Jefe (sí, así se llama o lo llaman), que es contrabandista y cuya única aportación, fuera de simular sabiduría y consejo, es enviar señales de humo. No hay respeto hacia esta cultura. Es más, nuestra bella Diana ni se inmuta cuando Jefe le comenta lo que le pasó a su gente y como el pueblo de Steve fue responsable. Nuestra protagonista lanza una mirada compasiva y listo. 

Terminamos con el escocés alcohólico llamado Charlie (un soldado llamado Charlie...) que además sufre de trastorno de estrés postraumático, del que hablamos en esta entrada, cuando duerme al aire libre usando su kilt. 

Las minorías no pueden ser meras caricaturas de tus historias
En fin, uno tras otro no fueron más que insultos raciales y una total falta de respeto hacia esas culturas. Eso sin mencionar la terrible apropiación cultural (el adjetivo terrible sobra, pues solo la apropiación cultural es mala, pero...) que aparece y que demuestra un total desconocimiento por parte de los productores de la película.

Consejo: si vas a incluir culturas o etnias diferentes a la tuya investiga, lee mucho, entrevista a otras personas y trata de demostrar al personaje de esa etnia como un todo, no como un objeto para tu beneficio como escritor. No extraigas solo lo que te gusta de esas culturas o lo que más se promociona en los medios. 

¿Dónde está el machismo?

Latente. Si hay algo que me molestó bastante de esta película y algo que debo tener en cuenta para Héroes de cajón es el tiempo que Steve permanece en pantalla, cuando fue vendido solo como el interés amoroso de Diana. Si comparamos a este interés amoroso con los de otras películas de superhéroes veremos como la balanza está a su favor.

Lois Lane en Batman contra Superman apenas aparece (desnuda en una bañera y creo que al final de la película), qué decir de Peeper en Iron Man o Esperanza Van Dine en Ant Man. Son importantes, sí, pero no forman el grueso de la película. Están ahí, en la periferia. ¿Por qué no sucede lo mismo con Steve si solo es el interés amoroso? ¿Será por el hecho de ser hombre?

Diana casi nunca está sin él durante la película. Y aunque me digan que la trama no tiene nada que ver con jerarquías y que Mujer Maravilla habla sobre igualdad, no, no y no. Esta es la película de Diana comosellame, no es la película del equipo de Diana ni de Diana y Steve. ¿Es tan difícil dejar a un lado al hombre del proceso de crecimiento de la mujer? ¿Por qué los productores no piensan en igualdad y dejan de lado las jerarquías en películas como Superman? ¿Por qué Lois no lucha junto a Superman en vez de actuar como la damisela en apuros? Vuelve y juega, ¿será porque es hombre?

Esto es lo que yo llamo el machismo de Mujer Maravilla y del que debemos aprender al escribir una historia en la que buscamos crear a un personaje femenino fuerte e independiente.

En cuanto a Steve, pareciera que la película está tratando de asegurar a la audiencia masculina, mostrando que sin importar lo fuerte que sea la mujer el hombre también puede ser heroico. Su muerte, aunque intenta subvertir el tropo de la mujer que muere para el desarrollo del hombre, creo que también es un intento de equilibrar las acciones.

¿Cómo es posible que Diana se acostara con Steve así nomás, cuando apenas se estaba adaptando al nuevo mundo? ¿Cuántos días llevaba de haberlo conocido y ya se entrega? ¿Qué pasó con el tiempo en la isla de nombre feo y su conclusión de que los hombres no son necesarios para el placer? Nada, es que Steve es hombre.

Para terminar este tema lanzo otra pregunta: ¿Steve es tan importante que su muerte fue el impulso que necesitaba para despertar todo su poder y derrotar a Ares? ¿Cuánto tiempo llevaba de conocerlo? No sufrió tanto con la muerte de Antiope, ya que no demoró en irse a coquetear con Steve mientras este se bañaba.

Machismo, machismo, machismo. Es casi imposible desprenderlo de nuestra cultura.

Consejo: escritor, si vas a escribir una historia para enaltecer a tu personaje femenino, que así sea. Deja a un lado al personaje masculino que no le va a pasar nada (ya hay muchos hombres protagonistas en el mundo). 

Si eres hombre, no te estás rebajando ni eres menos que una mujer por hacerlo. Al contrario, estás demostrando que en verdad la valoras y deseas representarla lo mejor posible. 

Y una cosa, jamás te disculpes por limpiar tus escritos de ese pensamiento machista y misógino que está por todos lados. Envía a comer espárragos a esos que te critiquen de feminista. Yo estoy en ese proceso y no es fácil. Si no me crees, te cuento que mi relato no pasó La otra fantasía medieval.



En nuestra próxima entrada hablaremos de otros aspectos que podemos aprender de la película, como el uso del villano, el tono adecuado al escribir, del manejo del tiempo y de los giros en la trama. 

Solo recuerda una cosa, todas las mujeres deben ser representadas de forma respetuosa y no tienen porqué ser superhéroes para ello. 

Escribe sobre mujeres y escribe para mujeres.

10 comentarios:

  1. Muy interesante artículo, Peper. Has logrado transmitir unos buenos consejos de manera amena, tomando una película de superhéroes para que el mensaje sea visual. La verdad es que tratar personajes femeninos o pertenecientes a una minoría es complicado. Para un escritor hombre es difícil abstraerse de ese amaneramiento machista que permanece inconsciente y que sin darnos cuenta se nos cuela en nuestro personaje femenino. Pero más difícil resulta utilizar a un personaje de una etnia determinada. Si se considera importante que sea indio o de color es porque el autor quiere resaltar determinados aspectos que bien pueden ser cliches, dado que si la raza no es importante en un personaje ¿por qué utilizar ese rasgo para tu historia? En mi corto tiempo de escritura la verdad es que no recuerdo haber tratado a ningún personaje de una etnia diferente a la blanca occidental, más que nada porque en mis historias ese aspecto no ha sido relevante. Sí ehe escrito personajes femeninos, y seguro que he caído en más de un cliché sin darme cuenta. Procuraré seguir tus consejos. Sobre todo el de no escribir sobre alguien de otra etnia sin conocerla a fondo. Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, David. Es un placer encontrarte por estos lados. Como bien dices, es un verdadero reto escribir desde el punto de vista femenino se no se tiene una claridad sobre lo que nos une y nos diferencia. En cuanto a escribir desde el punto de vista étnico me parece el doble de difícil y estoy tanteando uno que otro relato a ver cómo me va.

      Creo que la clave está en los lectores de sensibilidad y qué tanto podamos aprender de ellos, de nuestra experiencia previa y de lo abiertos que seamos.

      Siempre serás bienvenido en el blog.

      Cuídate mucho

      Eliminar
  2. Decimos "Wonder Woman" en lugar de "Mujer Maravilla" porque suena mejor. Pasa como con "Batman", que suena mejor que "Hombre murciélago". Sobre el machismo en la película, sin duda lo hay. Quitando la protagonista, que tiene un notable feminismo, el resto de personajes femeninos que aparecen fuera de la isla carecen de peso narrativo fuerte; la secretaria y la villana tienen un papel anecdótico. Eso al margen del contraste entre el machismo de la época, incluso el bienintencionado de la caballerosidad, y el feminismo ancestral de las amazonas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Javier. Suena mucho mejor, pero soy más de incluir los nombres en castellano. Sin embargo, como hablamos en Facebook, tendría que usar la cursiva si deseo introducirla en Inglés. Tengo que leer más sobre este tema, pero gracias por pasarte, como siempre.

      Eliminar
  3. El tema de los desencadenantes es importante. En el caso de Diana, me saltó la duda sobre si ya sabía de sus poderes antes del evento desencadenante. También depende de la narración; en mi novela tenemos un "In medias res" y hay tres desencadenantes: La batalla de Merhaba por un lado (Aunque no la veamos claramente hasta más adelante), el encuentro con el yo autor por otro y la muerte de Tina por otro.

    ResponderEliminar
  4. Los personajes Trinity es verdad que deslucen mucho al personaje fuerte. Porque una cosa es que haya momentos de ayuda y cierta protección mutua y otra que pierda su fortaleza porque llegue el personaje masculino. También lo vemos en el caso contrario. Personajes que pierden fuerza física para no menguar al personaje femenino o que la ganan cuando el personaje femenino no está presente; tal es el caso de Ángel. También casos en que el personaje masculino se convierte en el perrito faldero que pierde todo el peso heroico para convertirse en mero interés romántico de la protagonista; tal es el caso de Mon El en la serie "Supergirl". Una de las cosas geniales de "Wonderwoman" es que el peso de ambos protagonistas está equilibrado, sin que opaque al coprotagonista ni que este le opaque; cada uno cumple su función y se complementan como héroes, aunque tengamos una historia de amor al mismo tiempo

    ResponderEliminar
  5. Lo del personaje femenino machista, depende mucho de lo que se busque. Una cosa es contar una historia machista y otra contar una historia donde hay personajes machistas. Con otro enfoque, podía ser legítimo plantear que la protagonista, aunque fuera en primera persona, fuera machista, mientras el texto llevara a un feminismo discursivo acorde con tu pensamiento. La educación de género está ahí. Siempre hay un componente subjetivo en las experiencias, pero sí es verdad que la inmensa mayoría de las experiencias son comunes. Sobre todo, ponerlos por ponerlos, sin plantear casos concretos en que eso haya sucedido, a la vez que aparezcan otros referentes acordes con la realidad y quizá marcando de alguna forma cuáles son los estereotipos. Informarse sobre la realidad de las mujeres a un nivel más allá de los estereotipos es fundamental sin duda y el punto de vista de quién puede sentirse identificado aporta mucho. Sí, escribir para soltar montones de estereotipos sin sentido ni justificación es mejor evitar escribir sobre mujeres

    ResponderEliminar
  6. Hay que tener en cuenta que las amazonas son buenas luchadoras pero sólo Wonder Woman tiene poderes, aunque conozcan la magia y objetos encantados. Aparte del hecho de que todas consideran que esa guerra no va con ellas. Lo de la mammy no había caído. Realmente, es un personaje que no se recuerda después. Lo de la senadora no me acordaba; es un caso de discriminación muy potente. Sin duda, da un poco de vergüenza que se traten a los personajes femeninos así, aunque hablemos de una época machista; el problema está, sobre todo, en el foco sobre qué hace ese personaje en los ratos en que aparece y lo de la villana es trágico sin duda. Los de la compañía, en efecto, son muy tópicos; yo me lo tomé como algo irónico, aunque es posible que cayeran en estereotipos de minorías simbólicas. El personaje de Diana, pese a que haya aprendido muchos idiomas, tiene una mentalidad muy griega en el fondo. No es un personaje carente de contradicciones. Se considera anti belicista, pero pasa toda su vida entrenándose para el combate y mata sin pestañear a todos los que no considera inocentes. También considera que los mortales hacen lo que hacen inducidos por los dioses y, por ello, no les culpa de los actos terribles que cometen. Cuando llega la revelación de que la maldad está en la humanidad y no en el poder de los dioses sobre los seres humanos, es cuando sufre esa consternación. Sí, toda esa parte de la patrulla es terrible

    ResponderEliminar
  7. Es verdad que se vende a Steve como interés amoroso de Diana, pero sus actos tienen mucho más que eso; desde el principio es el espía que roba, mata, asesina y es deshonesto, a la vez que es un idealista, patriota, creyente en la justicia y en la libertad. En el caso de Lois, su papel donde analizarlo es en "El hombre de acero", en "Batman contra superman" aparece para hablar de la relación de Superman/Clark con su humanidad, aunque el resultado sea bastante similar con lo que comentas. Peeper es verdad que da la impresión de tener un papel mucho mayor del que al final tiene. Hope es un ejemplo claro de machismo, aunque no se nota tanto porque, al fin y al cabo, entrena a Antman en lo de pelear; a ver si eso cambia en próximas películas; más cuando la madre de Hope muere salvando al mundo y salvaba el mundo junto a su marido. Es verdad que la presencia constante de Steve con Diana durante la película se justifica por motivos argumentales, una mujer sola en la época no estaba bien visto, pero seguramente abusan. Diana estuvo leyendo libros de un hombre griego machista y llevaba pensando en "Las otras amazonas odian a los hombres, yo estoy deseando acostarme con uno" desde que le vio desnudo. Lo de Antiope fue otro fallo; debía haber tenido algún tiempo para el luto. Sin duda, si la historia pide que el personaje masculino tenga menos protagonismo en un momento dado, no tiene sentido forzarlo. En mi saga, Nick comienza siendo el protagonista, pero Sofía y Allora tienen más peso y presencia en muchos momentos porque la historia lo pide. También Raquel y Figas, mientras que Ayna tuvo un peso más limitado por la trama de su amnesia y su desaparición, aunque los otros personajes la tengan presente en determinados momentos; especialmente Allora. Sin duda, hace falta fijarse mucho en todo eso para no caer en machismos y en minoría simbólicas

    ResponderEliminar
  8. Me está viniendo a la memoria otro ejemplo de personaje descompensado. El caso de Riley Finn; empieza siendo un personaje con peso, con trama, y, en la quinta temporada, cuando acaba su trama base, queda como mero novio de Buffy y acaba marchándose, aunque tiene el elemento curioso de ser consciente de esa falta de papel, de ese rol descompensado, a través de la impresión de que Buffy le quiere, pero no aporta gran cosa y que ha renunciado a todo rol en el resto de aspectos de su vida. De personaje descompensado, aunque sea un notable avance en relación con el machismo de las tramas de James Bond, por divertidas que sean esas películas, los roles de mujer florero y de femme fatal son la norma, Madeleine Swann es un buen ejemplo de ello; pensando en ello, tiene mucho de Trinity

    ResponderEliminar

Paperblog : Los mejores artículos de los blogs Web Statistics